Wednesday, April 28, 2010

Epístola a la muerte ( del libro de los abuelos )

Epístola a la muerte ( del libro de los abuelos )
SD

Los jóvenes de hoy tienen tanta prisa por morir. Los libros y sus historias ya no son reliquias sino objetos para su gusto y deleite. No es el fin de los tiempos; tampoco el ocaso de mi vida. LA verdad es que los viejos morimos y los jóvenes envejecen. Hoy, los hechos son más irrelevantes. Ellos buscan una muerte rápida sin éxito; empero hacen de su vida un calvario. No quiero ser jóven de nuevo, mucho menos decirles que es lo que deben o no hacer. No quiero cambiar mi forma de ser, de pensar ni de hacer las cosas. Espero la muerte con reservas pero sin prisas. Tengo mi lugar en esta vida y sé que me queda por vivir, mi tiempo no ha terminado. Veo a mi hijos cometer mis errores; honestamente creo que sería muy ambiciosode mi parte esperar que no lo hagan pero sí espero que imiten mis aciertos. Dichosa la nueva niñez cuyo futuro son simples garabatos en la arena. Esperanzada la juventud espera que mañana la tarde sea más clara. Un poco de valor para los adultos y tomar su camino. Para mí y los míos, paciencia para no desesperar en la inminente llegada del vacío.

Thursday, April 15, 2010

Río

Río
SD

Un hombre se sentó a la orilla de un profundo río:

Tal vez te ame con toda mi alma, pero en el fondo es sólo una difusa imagen de lo que ya no es. Mirar hacia adentro es mejor que mirar hacia adelante. El presente y el futuro son tan irreales que uno simplemente olvida tener Fe. Si será verdad que algun día nos volveremos a encontrar sólo el destino lo dirá. En esta vida, en este presente, sólo sombras, esperanzas rotas en rígidos fragmentos como vidrio. Promesas inconclusas y lágrimas al viento...

Sus pensamientos se fundieron con el agua, desaparecieron en la inmensidad del azul. Despertó más allá de los manglares, donde el mar acoge el dulce manto de la tierra. Un rostro fresco le dio la bienvenida. Se encontraba en un nuevo mundo.

Tuesday, April 06, 2010

Tres Flores

Una negra para la muerte que guía las almas al siguiente mundo
Una rosa para el amor que hizo mejores nuestras vidas
Una blanca para los que quedamos para tener paz en nuestros corazones