Wednesday, January 14, 2009

Epílogo

Epílogo

Episodio XII

Estoy donde empecé, en el borde del vacío. La vida, pienso, es el don más maravilloso que tenemos; somos capaces de sentir una cantidad infinita de cosas y sin embargo poseemos un alma inmortal. La vida es entonces felicidad, dolor, todo aquello que queramos en realidad. Cierto, estoy al borde del abismo pero sé que la amé con toda mi alma. Con ella entendí lo que significaba estar en casa, sonreír y ser sonreído. Es complejo, lo sé, estoy en mi punto de partida de hace unos pocos meses. Estoy sentado escribiendo sobre lo interesantes que han sido para mí estos diez meses pero en realidad no puedo hacerlo. Si existe alguna palabra para ésto tal vez sería magia pero yo prefiero decir vida. No hablaré mucho del pasado porque de ésta historia queda un dulce sabor en el alma,y nada más.

El sol acaricia la suave arena bajo mis pies; un deslumbrante espejo azul brilla en mis ojos. Es el día a punto de romper. Ha pasado una gran tormenta, alguien estuvo a mi lado un rato pero creo ya no está. No importa, el día va a ser precioso, incluso si no hay nadie con quien compartirlo. En mi corazón, en lo profundo, sé que hay alguien que realmente me complementa; una persona amable, gentil, con buen sentido del humor, alegre, inteligente, de ojos claros, cuerpo precioso y tantas cosas más. Sí en el fondo lo sé, en esa cueva de misterios, donde yace la Aurora.

Fin