Sunday, December 02, 2007

I-christ++

Hoy es el dia de 2x1, es decir 2 posts el mismo día.... (realmente estaba muy ocioso y queria hacer algo estúpido)

Esta navidad quería un mp3.... un Ipod pero entonces vi esto:

y me desanimé mucho pero entonces me enteré que Microsoft iba a sacar su propia versión:

Ya lo iba a poner en mi lista de reyes pero vi la última novedad:

Pero como estaba muy cara acabé mejor pidiendo algo más barato:

...


PD: A todos los amantes d mac, una disculpa -->
PD:PD: No se olviden checar el otro post que esta simpático

Corredor

Corredor
SD

Un buen día estaba corriendo en la pista de atletismo de la escuela cuando comencé a sentirme pesado. Por primera vez en mucho tiempo me di cuenta de lo que estaba haciendo; me dí cuenta lo díficil que era porque correr es aburrido*. Ves la pista, 400 metros ante tí, 1.1 segundos te aguardan, nada por que correr, nadie por quién correr, el viento en contra, los músculos tensos y cansados...


Finalmente te truenas, arrumbas tus tenis, sigues con tu vida. Un día como cualquier otro desempolvas tu calzado y corres. Ya no sueñas el cansancio ni el fracaso; ya te has olvidado de la gloria; lo único que queda es la libertad de correr.



* Esto me dijo un gran corredor: "¿Sabes por qué las personas no corren? porque correr es aburrido, durante más de una hora convives contigo mismo y la mayoría de las personas no pueden superar su soledad"

Tuesday, November 20, 2007

Enamorado

Enanmorado
-SD-

La máquina arroja su último vapor, los engranes dan su última revolución; al caer la noche un maquinista baja por última vez la palanca de aquel revoltijo de acero. La fábrica queda en un silencio sepulcral, los obreros caminan silenciosamente en una hilera hacia la salida. Unos más, otros menos, los ojos parecen cuencas vacías como si estuvieran idos. El cansancio pesa sobre la frente de todos, el precio por el pan nuestro de cada día.

La última ánima ha salido, un click metálico hace eco por todo el espacio vacío y las luces se apagan, en el exterior otras se encienden dejando solos a los guardianes de ultratumba. Un hombre de edad avanzada pero robusto, razgos marcados por las heridas de la vida, ojos turbios, mirada de halcón, en una mano un fusil de añejos recuerdos y tres perros que furiosos le llaman amo.

La amarilla luna hace sus veces de lumbrera en el lúgubre cúmulo de aceros, destrozador de almas y forjador de fortunas. La luna, la contadora de historias, la guardiana de secretos y amoríos, la luna de quien me he enamorado. Es a ella a quien observan mis ojos, es ella, cuando mis pensamientos se esfuman la que siempre he amado. Es de noche, ningún pensamiento se atreve a perturbar la armonía de mi soledad y de mis suspiros, es de noche, un frío letargo evita que piense en algo más.

Estoy sentado sobre mi ventana, con la mirada perdida en el cielo y preguntándome si algún día volverá mi hermosa, la nostalgia quema a llamaradas mi alma mientras contemplo lo que ha sido de mí. Fue un día como cualquier otro, al romper la aurora un agudo chillido abrió la reja y la fila entró a la fábrica. Figuras de diversas edades, como sombras, caminaban hacia sus estaciones de trabajo al ritmo de una música que nadie escuchaba.

Ese día fui escogido para comenzar a trabajar en otra parte de la fábrica; no sé como pero mi vida no volvió a ser la misma. Esa misma tarde desperté de mi sueño. Al principio fue grandioso descubrirme vivo pero ese siguiento fue ofuscado por la desperación de no estar dormido. La comida sabía insípida, el calor insoportable, el ruido de la maquinaria desesperante y el silencio una tortura. La vida había perdido su razón de ser.

Esa misma noche traté de seguir el ritmo de mis compañeros pero no pude, la música ya me era desconocida y en mi cabeza zumbaban mil llamentos por mis quejas. Esa noche escuché por primera vez el ladrido de los perros pero nadie lo notaba, en un descuido volteé la cabeza y ví que el viejo me observaba. Llegué preocupado a mi casa, no sabía que hacer, ni que pensar, sabía que al día siguiente iba a explotar. Pero ese día siguiente tardó muchos días, la marcha de la fábrica siguió inalterada por varios meses más.

Una mañana me levanté cinco miuntos antes de lo acostumbrado y comencé mi rutina pero me sobraban 5 minutos por lo que me puse a ordenar el desastre que tenía en la sala. Al principio vi lo que esperaba ver; reportes viejos del trabajo, gráficas de desempeño, y otras muchas hojas parecidas. En el fondo encontré algo inesperado, una libreta de pastas duras y cubierta de polvo, de esas que compras por unos cuantos centavos en el mercado y que usas para todo.

Ese día no esuché la chicharra, tampoco el molesto ruido de la maquinaria operando, no presté atención las conversaciones de mis colegas, ni mucho menos el ladrido de los perros, es más, no sentí la mirada del viejo vigilante de la fábrica. Mi mente sólo tenía espacio para el manuscrito arrumbado. Un pequeño ruido del chocar entre dos metales me situó en la realidad, la lluna estaba en su cenit y yo abría la puerta de mi casa.

Avancé unos pasos, con cierto temor y exitación tomé el cuaderno y vi como una hoja de papel resbalaba de su interior. La levanté del suelo y vi que era un pedazo arrancado a una fotocopia. La comencé a leer y una serie de recuerdos afloraron en mi cabeza, lo que tenía en frente era una nota al pie de mi contrato. Me senté y comencé a leer "Al momento de firmar esta hoja, entrego mi cuerpo y alma a la compañía, de la misma forma me comprometo a usar todo el conocimiento que adquiera cuando despierte para su beneficio anteponiendo mi corazón"
La nota que en ese momento hacía que mi vida tuviera un sentido me hizo sudar y con temor de lo que pudiera pasarme empecé a leer la libreta aquella. la primera hoja tenía mi nombre, debo admitir que me costó reconocerlo ya que tenía años que no lo había escuchado ni escrito. Las siguiente hojas estaban chamuscadas y en rojo una nota que decía: "no vale la pena recordar".

La siguiente hoja tenía una fecha y una tabla de resultados. Vi lo que tenía escrito y recordé que esa tabla la había visto con información totalmente distinta. Cerré el libro y busqué en la pila de papeles esa tabla que se me hacía familiar hasta que la encontré. Efectivamente eran distintas, la primera contenía información técnica sobre la producción de la fábrica, mientras que la segundas tenía detalles sobre el estado de las máquinas, éste con números rojos.

Esa noche no pude dormir, de acuerdo con los cálculos que había hecho la máquina que yo operaba ya había excedido su punto crítico. Efectivamente, al día siguiente ésta tronó. No supe que hacer, los indicadores de calor y de presión se encontraban en la zona roja, el vapor salía por todos lados, las válvulas de contención estaban abiertas totalmente, todos los enfriadores colocados en los contenedores. Traté de apagar la caldera pero un supervisor dijo: "el día no se ha terminado". Nadie pareció notarlo....

Al sonar la campana apagué lo que quedaba del equipo y cabizbajo por mi fracaso, caminé a la salida. Fui el último en salir e incoscientemete seguí la canción nocturna. Esa noche no ladraron los perros ni me sentí observado. Estaba ya por salir cuando una voz ronca me dijo: "La luna es hermosa ¿no crees?" Era el velador de quien yo escuchaba sus primeras palabras. Esa noche quise mirar al cielo pero se encontraba ausente.

Tomé el cuaderno y seguí leyendo, la siguiente hoja decía... "Vi mi luna, no la tomé, estoy enamorado de su reflejo en una charca". Con esas palabras recordé que una noche no ví la luna y quise olvidarla porque el olvido es más fácil que la espera. cada noche volteé al cielo, suspirando cada rayo que perforaba las nubes y anhelando el día en que regresara mi luna.

Ya no importa si los engranes vuelven a girar, o sí la canción tiene un sólo compás, en tanto pueda esperar la luna aquella puedo seguir adelante.

Monday, November 12, 2007

Ese día

Ese día, esas flores

Ricardo Pozas Díaz

Quisiera que lloviera, así el agua barrería lentamente mis penas. No llovía, escampaba, el dolor seguía brotando de mi pecho pero no dolía. Mi mancillado orgullo estaba triste, roto, quedaba poco de él. Una voz reía aquí adentro, no de felicidad ni de gozo sino de vida. El fracaso goteaba de mi lánguido brazo que colgaba del marco de la ventana. No sonreía, tampoco lloraba, un estado de inmesurable suspensión, un tiempo congelado. Ese día había sido derrotado y nada podía cambiar ese hecho.

Ese día era distinto a cualquier otro porque era un día en el que nada podía salir mal. Me levante con mucho entusiasmo, no porque fuera a ser un buen día, tampoco porque había superado todos los retos del mundo, mucho menos porque me estuviera de maravilla. Ese día era especial porque podía salir adelante, respirar, vivir. No porque fuera más capaz que otros días. Ese día tenía confianza en mí, ese día relmente me quise má que ningún otro, ese día no dependía de ninguna circunstancia, ese dia iba a salir adelante a pesar del mundo.

Hice lo que tenía que hacer, tal vez no fue algo extraordinario pero recuerdo que tenía muy en mente lo que había que hacerse y cómo debía hacerse. Un plan bastante sencillo; estudiar progresivamente, dar función, festejar con mis compañeros el fin de la compañía y del semestre, terminar de estudiar, levantarme, atender a clase, presentar mi exámen final de matemáticas y prepararme para cualquier reto que pudiera presentarse. Es sencillo, incluso bobo, para alguien que está acostumbrado a cumplir con objetivos, metas y salir adelante no es grande. Lo que lo hacía grande es que la materia iba casi reprobada y que mis probabilidades de éxito eran bajas. Es más, lo grandioso de ese día es que llegué a creer que iba a poder hacerlo y si podía cumplir con aquello que más trabajo me costaba, también iba a poder con la vida porque me habría vencido a mí mismo.

Me recuerda increíble pensar todo lo que sentí por un triste exámen, pero más aún lo que pasó después. La noche desplegó sus alas y su manto estelar cubrió el cielo, tenía miedo de lo que pudiera pasar. Era nuestra última puesta en escena, el momento cumbre de un largo y hermoso trabajo, era el momento final. Las luces del teatro se apagaron y sólo escuché el sonido de la batería seguido por una fanfárrea. Nuestra entrada. Mi energía se centro en el momento, la obra estaba ensayada, conocía muchas de las facetas que se pudieran presentar y me sentía listo para ejecutar mi mínimo papel. La obra corrió, mi pulso se aceleró, cada movimiento, cada posición fue ejecutada con la mayor precisión posible y al final cuando la adrenalina que corre por tus venas ha intoxicado el más remoto lugar de tu cuerpo, la ovación del público.

El telón se encontraba por caer y un pequeño pensamiento cruzaba por la cabeza, un insignificante y ligero toque de vanidad para coronar ese momento último. Un gesto tan sencillo y tan significativo, ese día que todo salía bien, ese instante que iba a ser sólo mío, ese triunfo. Algunos dicen que la vanidad es el pecado original y fue un grave error haber sucumibido ante él. Ese pequeño pensamiento, mis flores, mi reconocimiento, ese instante en el que no eres uno más en el escenario, ese regalo que te daba tu madre, ese instante con tu corazón abierto...

El telón cayó y no hubo flores pero sólo eran unas malditas flores. El mundo se desvaneció y ese pensamiento lo fue todo, o todo fue ese pensamiento. La garganta no tenía palabras para expresar sus sentimientos, un dolor ahogado, tu corazón abierto había sido penetrado. No hubo lágrimas, ni voz ni sentimientos. Las risas se conviritieron instantáneamente en espinas, el momento de triunfo se tornó en amargura, oh vanidad. Di unos pasos hacia los vestidores rogando que alguien se acordaran de mí, que alguien sacara mis palabras y mis lágrimas. Nada pasó, las felicitaciones cayeron en todos menos en mí, era yo, un miembro más de la comparsa, un personaje de fondo que no tenía derecho a brillar. Un ser ordinario que deseó tener su momento. Estúpido niño encaprichado por un objeto sin valor. Sólo eran unas flores.

No estaba mi madre, tampoco mi enamorada, sólo estaba yo, abandonado en mi tristeza. Una holla de presión ansiosa por explotar con el coraje suficiente de no hacerlo bajo el escenario. No esperé un momento más, justo en el momento en que se dio la última palabra escapé rápidamente de lo que se había en mi cabeza vuelto un infierno. En la entrada me estaban espernado dos personas que sabían lo que estaba pasando. Una con voz grave tratando de pedir perdón sin emoción y de forma fría y nada empática. La segunda sabía de la tormenta que se había formado pero no era quién para corregir lo sucedido.

Jamás un café supo tan amargo, jamás había comido un menudo con lágrimas, jamás creí que algo así pasaría. Mi cabeza repetía las mismas palabras como una letanía que se entrelazaban con el dolor inherente, sólo son flores. Las palabras de mi hermano sonaban vacías. su intención era la más pura del mundo pero no era él quién me había lastimado, ni esta herida su responsabilidad. El día se había acabado, no hubo flores, no hubo fiesta, no hubo estudio. La mano me temblaba, mi vista se nublababa mientras sonaban las mismas tres palabras en mi cabeza, sólo son flores. Me heché a dorimir con una lágrima en mis mejillas.

Me gustaría haber acabado la historia en ese momento y haber despertado con el único pensamiento de que tenía un exámen, que no había sido derrotado, que no me sentía abandanado. Pero desperté de la misma forma en que dormí, no descansé, mis pensamientos seguían turbios y así a la postre me resigné a mi exámen como un reo camina por el patíbulo. Que si fallé o no el exámen fue lo de menos, que si luego me trataron de compensar en la retroalimentación de la obra tampoco importó, que luego con una sonrisa fingida me dieron "esas flores" tampoco. Ese día había salido mal, la rueda se había parado.

Si hoy escribo sobre este episodio de mi vida no es porque lo haya superado enteramente, sino porque tengo el estómago para plasmarlo por escrito, porque tengo la vaga idea de que la rueda puede volver a girar y encontrar aquello que no alcancé esa noche del 30 de marzo del 2006. Hay días en los que pregunto por mis flores, no porque tengan un valor material, sino porque ese día podré abrir mi corazón como lo hice esa noche.

Wednesday, November 07, 2007

Derribando a un sistema

Derribando un sistema
x SD

Un sistema es un ente sumamente complejo, puede constar de 2 o más entes entrelazados para una causa común.

Los sistemas pueden ser di diversos índoles, humanos, políticos, económicos, estructurales.


Los sistemas necesitan forzosamente tener una cabeza y un cuerpo. una parte que idee el procedimiento y otra que lo ejecute. La cabeza puede ayudar al cuerpo pero en teoría no pasa al revés.


Tenemos un sistema cualquiera y vamos a derrumbarlo, un castillo, por ejemplo.


Lo primero que hay que hacer es esperar a que el castillo se debilite... Puede ser por otras guerras, un asedio, una peste. O bien espera a que recién entre a un período de estabilidad tras un largo período de guerra


Para este ejemplo se supone que el agresor está en óptimas condiciones


Después comienza scon peuqeños ataques al azar, asegurándote que el sistema tenga varios frentes


después das un gran golpe en el punto más débil de tooodo el sistema


Si tu enemigo es fuerte, resistirá esta primera oleada de terror


Muy bien!! el sistema ha entrado en crisis, ahora cada vez que trate de hacer algo, los recursos se van a consumir al doble, los intentos de recuperación excesivamente desgastantes y lo mejor de todo, los forzosos períodos de descanso van a dañar al sistema.


es momento de no dejar ese frente principal y continuar con ataques diversos pero ¡ojo!
los ataques de tu enemigo son más fuertes que nunca. Un animgal en riesgo de muerte es muy peligroso e inestable.


Deja de atacar pero aparenta que lo haces, los golpes al vacío de tu enemigo te favorecen


Espera...


Da el tiro de gracia




---

Recuerda, esta es la mejor forma de colapsar un sistema y mucha suerte!!!!

Monday, November 05, 2007

Novedades

Hola, me aproximo a mi último tramo del ciclo escolar (sin comentarios al respecto) y voy a poner un breve resumen de los últimos eventos.

1. Ya concluyó la primera temporada de la Ópera del Pordiosero y salió poca madre:


Aqui está un video para que se den una idea


2. hubo una fiesta de disfraces con motivo de la obra y bueno, digamos que no me mostré particularmente creativo.... felicidades a mr mario x su disfraz y a ramiro(a??)



3. mis hijos cumplieron años snif!!! (sorry no fotos)

4. la odisea de este semestre sigue pero creo que yo aqui le dejo... ahora... expando mis horizontes a facebook hihi...

5. Pendientes: estoy escribiendo algo decente para mi blogg, felicidades a los k presentaron en la muestra de talleres,

6. Frases del mes:
- Sonríe... mañana será peor
- Me frustro porque me va mal, me va mal porque no estudio, no estudio porque estoy frustrado
- Todo saldrá bien... ¿Cómo?.. Es un misterio :)
- Relax -o- visión

7. El dilema de D.A.M.M...!!!!

Friday, October 26, 2007

De la caída del Señor del Caos

De la caída del Señor del Caos
SD


Han pasado dos años desde aquel funesto día en que dios quiso castigar al hombre y mi espada lo paró en seco. Todo comenzó una tranquila noche de verano en el templo budista en la cumbre de los siete caminos. En ese sacro lugar comenzó mi batalla personal por vivir, recuerdo la silueta en forma de ave que se me acercaba y me indicaba que el momento de luchar había llegado. Al principio me mostré escéptico, una figura de corazón solitario y débil como yo no podría de ninguna forma ser un guerrero, después acepté la proposición y esa vida comenzó.

Recuerdo que fue como despertar de un sueño, uno lago y profundo, del que jamás se termina uno de levantar. De lo primero que me di cuenta fue del tesoro que tenía entre mis manos, se trataba de algo tan valioso que debía ser protegido con el alma. Se trataba, o al menos así lo visualicé, de una orbe de luz con la promesa del mañana. A partir de ese día los ataques no de dejarían de llegar, las voces comenzaron a resonar en mi cabeza con la potencia de una legión. Todas con el mismo afán, poseer mi tesoro y robar mi alma.

Cada sombra enemiga cantaba la misma canción, la misma amargura, el mismo dolor. Era enemigo en mi propia casa y me convertí en fortaleza, los ataques no cesaron y comenzó la verdadera guerra. Yo no era una sombra, pero la penumbra era más grande que yo y fui oscuridad. Día y noche peleando con un mal que amenazaba con destruirme; entre más me sentía amenazado, con más fuerza oprimía el tesoro contra mi pecho hasta el día en que despertó.

Tenía la forma de una niña de unos ocho años, tenía un nombre, pensaba y me adoraba. Todas las noches lloraba su soledad y yo trataba de consolarla, no sabía que hacer. Los días que no me encontraba en el campo de batalla, permanecía en la fortaleza, temeroso que encontraran una debilidad, que las puertas cedieran o que cayeran las murallas. y así pasó el tiempo. Las sombras se multiplicaban, por cada una que destruía, veinte ocupaban su lugar hasta que yo mismo me convertí en sombra.

La desolación fue total y me oculté con mi tesoro en lo más oculto de la fortaleza, los muros crujían sonoramente al ritmo de los bronces de la capilla y fue entonces que lo encontré. En el calabozo más profundo se encontraban tres ataúdes firmemente cerrados. A penas puse pie en la celda y las cadenas cayeron. Para mi sorpresa dos se encontraban vacíos y el tercero contenía un ente que jamás debió de haber visto la luz del día.

Me llamó cobarde, traidor, estúpido, en menos de lo que viaja una idea había quebrado mi espíritu y mis ganas de combatir. Esa tarde mi tesoro no se encontraba conmigo. Mi vida fluyó rápidamente ante mis ojos y recordé quien era, mi pasado, presente y destino. Cuando llegué ya era muy tarde, la hermosa niña de mi corazón se encontraba en peligro, su templo quemado y dos lágrimas rodaban por sus mejillas. Con toda mi furia arremetí contra la criatura y esta respondió confiadamente mis ataques, no era un rival digno.

Con todas mis fuerzas le di un golpe que nos sacó del templo de mi niña y nos arrojó a un limbo donde no había tiempo, espacio ni nada que nos pudiera asegurar que existíamos. El fluir de memorias, experiencias y todo tipo de caos que había en ese lugar me permitieron ponerme a la par del enemigo que amenazaba a mi tesoro. Fueron dos, o tres, no sé bien, pero mis heridas eran significativas contra las de mi enemigo cuando una luz se abrió cerca de nosotros; la salida había aparecido.

Sonrío amargamente y entendí que su propósito era la destrucción, no sólo mía, sino de los últimos sobrevivientes de todo el mundo. Mi corazón era la puerta y mi tesoro la clave del mañana. La última frontera tenía que ser protegida a toda costa, incluso del lado destructivo del creador. Yo perdí aquella tarde porque hice lo que tenía que hacer, sacrifiqué mi voluntad y todo lo que sentía en un único instante, un sólo golpe final. El resplandor destruyó todo lo que había a mi rededor y por un instante dejé de existir.

El tiempo ha pasado y las heridas no sanan, de alguna forma, no he realmente salido adelante. No me importa mucho, ya llegará el tiempo. Los recuerdos de ese día siguen siendo confusos. Me volví un forastero en mi propio hogar, el agua dejó de saber fresca y los días se tornaron grises. Algunos demonios vinieron en forma de sonidos, palabras susurrando ansiedades. Así como todas guerras cesaron un día, todas las voces callaron una tarde, dándome una promesa de vida.

Las heridas arden al más leve soplo del viento y sé que no se curaran, la ansiedad en mi pecho, mi tesoro dormido, su majestad descansando en su prisión de mármol esperando el momento oportuno para atacarme y atravesar el umbral. Sólo espero que no sea muy tarde para darle vida a esa pequeña luz en mi alma. Y que el mundo tenga una oportunidad una vez que yo haya caído.

Saturday, October 20, 2007

La ópera del pordiosero I

Hola!!!! ya por fin ha llegado la hora de subir al escenario y permitir que el show empiece.... Por eso mis queridos lectores quedan todos cordialmente a ver la ópera del pordiosero, la historia-sátira de una ciudad luchando por sobrevivir a la ola de la revolución industrial y por supuesto la reestructuración de los sindicatos mafiosos... Una historia donde la razón no tiene nada de razón y donde la justicia es negocio...

Los espero!!!!!



________
PD: Creo que este mes he abandonado mi blogg un poco mas que de costumbre y creo que esto va a continuar pero pasando noviembre espero escribir más seguido... por cierto ya estoy trabajando en mi siguiente obra....

Monday, October 08, 2007

Comenten

Hola, agradezco las visitas pero realmente me gusta leer los comentarios sobre mi blogg. Por eso decidí resolver la situación RADICALMENTE

Saturday, September 29, 2007

29 septiembre

Un día normal como cualquier otro, la música de Mozart en el fondo de mi computadora, una botella de coca cola tirada en el piso, un vaso de leche a medio tomar, uno de agua seco; también hay una calculadora regada en algún sitio, un libro rayado, una libreta abandonada. A lo lejos se escucha el bochito que va de paseo mientras que alguien en la cocina se prepara algo de comer, sube las escaleras y se pierde de mis sentidos. Nada de especial hay en este día, salvo que estoy a tres días de un difícil examen y que me falta mucho por estudiar.

Toco el vaso semivacío a mi lado y comienzo a frotarlo al ritmo de la música intentándole robar una nota de silencio. Mi mente se pierde en los objetos que tengo enfrente, me encuentro entonces sentado en un parque. Es de noche, tengo frío, mucho miedo, un extraño sentimiento de soledad invade mis sentidos y entonces lo recuerdo. Fue un día como hoy hace más o menos dos años, me encontraba hospedado en una casa de asistencia cuando me entró una repentina ansia de salir a caminar y de pronto me encontré parado en el mismo lugar donde estaba yo hoy.

Cada paso que daba era exactamente igual al anterior, el mismo pavor y un paso a la vez recordando cada sensación de aquella noche. Llegué a mi punto crítico, fue entonces que lo vi, mi yo de hace dos años, andando a un trote cada vez más despacio hasta desfallecer. Los árboles torcidos a los que intentaba aferrarse y las lágrimas en sus ojos. Pobre chico, se sentía tan desesperado, tan solo, ni un alma lo suficiente cerca como para ayudarle. La locura encarnada, yo.

Ahí sigue mi vaso de agua, Mozart tocando su réquiem para mí y la insípida luz de la lámpara iluminando mis manos tecleando sobre la computadora. Preguntándome sobre la serie de eventos que me condujeron desde ese instante hasta hoy, de lo bueno, lo malo y de aquello que no fue. Veo una vez más mi mano y me pregunto si el giro de la muñeca fue el correcto y no al revés, es decir, ¿Estoy luchando por seguir mi propio camino o es éste el que me conduce en una senda de duda?

Finalmente creo que una vez más estuve ahí, contemplándome, viviendo por un instante la misma circunstancia. Tomando una bocanada de aire y con una sonrisa, aceptando seguir un nuevo y desconocido camino. Bebo el último sorbo de leche, cierro la computadora y me voy a dormir mientras espero el amanecer.

_____

Hey chequen mi blogg, tiene cosas interesantes, algunos postos son realmente buenos

sigo en contacto

Sunday, September 23, 2007

...

Pensamientos aleatorios
-R-

¿Cuánto tiempo ha pasado?, no sé
Quizá fue un día, una semana, un mes, puede que más
¿Qué ha sido de tí? Poco he sabido
Un susurro, un rumor un sueño, una llamada

Así continúa esta historia que comenzó hace poco más de dos años…
Y doy vuelta atrás y veo que no cambié tanto como creí,
Que si bien soy más fuerte, estoy lejos de entender lo que vivo…

No diario pienso en ti, sólo a veces, pero en el fondo sé que eres tú…
Soy mortal, flaqueo, entre humos y sombras veo otros rostros,
Escucho otras voces y más aún persigo otras fragancias…
Y concluyo que después de ti no quiero a nadie.

Te sueño como una daga de dos filos,
Un algo tan puro que destruye las tinieblas…
Un algo tan bello que enceguece lo demás…

Amor, una palabra que no puedo esbozar con mis débiles pinturas,
Ni moldear con estas callosas manos, ni expresar con esta boca…
Amor siento en mi pecho y en mi entraña, esa cosa que no sabes
Que arde como rojas brazas y calienta como una madre…

Y si acaso la frontera entre sueños y verdades se desvanece
¿Regresarás a ese momento congelado conmigo?
Y si ese verde campo se abriera contigo entre las nubes de mañana
¿Compartirás este instante llamado vida conmigo?

Tuesday, September 18, 2007

Lluvias Frescas

Lluvias frescas.
Sólo, triste preocupado, acaso la vida lo trata tan mal que ya no puede aguantar la presión cotidiana. Cree que todos sus problemas se pueden solucionar con un día de vacaciones pero no encuentra ningún pretexto….
No se preocupe más nosotros tenemos la solución, el innovador sistema de lluvias frescas es su solución, así es, contamos con shamanes especializados capaces de invocar todo tipo de calamidades naturales….. en la comodidad de su hogar.
Usted relájese, descanse de este maravilloso día libre que sólo nosotros le podemos ofrecer…. Cómo usted lo leyó, con la maravillosa cantidad de $$100, 000 euros usted tendrá un huracán, un tornado, una tormenta o una nevada que le garantizará un día libre
Sólo marque al 01-sere-estafado y si es ud de los primeros 10 en llamar, por única ocasión reciba un segundo día de lluvias GRATIS!!!!
Así es, llame ya y reciba además una playera estampada “I’m stupid” de regalo, así que no se le olvide, esta oportunidad es única

Friday, September 14, 2007

El trono de david II - El legado de la luna

El legado de la luna
SD
Soberbia, su amplia frente dirigida a los pequeños insectos bajo sus pies, sus rígidas facciones escupidas tras tantos años se asemajaban a los pálidos mármoles de la catedral mayor. Sus cenicientos ojos permitíanse reflejar un breve destello del frío amo de la noche. Los sedosos dedos sostenían un pedazo amargo de inspirasión y orgasmo, un acre y delicado perfume de mujer púrpura. Su respingada nariz saboreaba el solitario sabor del poder. Ni todas las luces del mundo podrían alumbrar la estancia donde se encontraba, la colosal habitación estaba rodeada de finas esculturas, pinturas y todo tipo de artefactos antiguos pero ninguno capaz de igualar aquel que se encontraba en el centro. Un dios hecho carne, no, un hombre con la arrogancia de un dios contemplaba su reinado esperando la muerte. El señor de los astros nocturnos contemplaba a su elegido en un gris orgasmo mientras este saboreaba el vino de su muerte. Una pálida y joven figura de ojos de carbón esperaba en el vestíbulo que el veneno quemara las víceras de su señor mientras los caucásicos golpeteos del piano gemían la canción de la inmortal bestia. Un movimiento del compás y el Trono de David yacía sin amo, un compás más y el joven se convertía en el Señor de la estrella de seis picos. Un último acorde y la luna contemplaba al rey de los mortales e insípidos humanos.

Sunday, September 09, 2007

La catástrofe ecológica del s. XXI

Primero: Contesten mi encuesta
Segundo: Si no han leido Casa Salvaje ¡¡Léanla!! no sean flojos
Tercero: Deberia estar haciendo tarea y no escribiendo
Cuarto: Prometo poner próximamente un post... más alegre, en el inter disfruten
Quint: Agregué un par de cosillas a mi blog :)

¡¡¡COMENTEN!!!! ya leyeron, no les cuesta nada un par de líneas
_____________________________________

17/oct/34
17/oct/169

La catástrofe ecológica del s. XXI
por Sigmud Dean (SD)

Existimos muchas personas en el mundo, somos una especie que se ha dedicado a transformar ecosistemas autóctonos en lugares estériles cuyo único propósito es mantener sistemas artificiales no reversibles. Esta es la realidad humana, la desgracia de la Madre naturaleza y nuestro camino hacia la perdición. Durante muchos años hemos gozado y violado alegremente al planeta, dejándolo morir, viviendo a sus expensas y actuando como si no importara. Por eso y muchas otras razones la humanidad estuvo al borde de la extinción hace siglo y medio.

La historia nos muestra la importancia de la evolución de los patógenos en los años D. De acuerdo con el Dr. Federico D. Ramos la guerra del planeta contra la humanidad se venía gestando desde hace más de tres milenios “las pestes, las enfermedades y todo tipo de calamidades no son sino el instrumento de la tierra para controlar la gran plaga humana”. Sin remontarnos demasiado al pasado hace 20 años fue curado el síndrome Shensheimer, considerado por los expertos antropólogos el VIH moderno; artículos recientes muestran que un patógeno funesto similar ha cobrado sus primeras víctimas en el continente.

Desde la llamada “década de los 50’s” había ya una gran consternación por los posibles ataques biológicos. José Sotavento, renombrado ecologista de la universidad Biosfera Nueva, opina que las enfermedades son parte de la evolución del globo pero que de ninguna forma son los responsables de la catástrofe ocurrida en nuestro pasado: “(…) es empero una necesidad humana culpar, hacer, recrear al enemigo externo; arrojar sobre alguien más las consecuencias de sus acciones”. Sin embargo coincide que de no haber sido por la gran epidemia, la humanidad no hubiera sido consciente de su entorno.

La bibliografía en los años de la gran catástrofe es en su mayoría concerniente a visiones apocalípticas y a la próxima extinción humana, los menos hablaron de sus causas ecológicas, políticas, sociales y económicas. Edward Joyce escribió “Nos encontramos ante el más bizarro sueño de Asimov”. Por el otro lado Cristiane A. Goldsmith añadió “Si bien Juan imaginó caer a la gran Babel, nunca imaginó que se trataría de un desastre en la banca”, una teoría aceptada por los economistas pero como bien menciona el Lic, Adolph Serwish: “Es normal que la población se haya enojado con la llegada de una recesión económica, lo que no me parece tan casual es que haya coincidido con el abatimiento de más de 100 mantos acuíferos”.

La implosión demográfica tuvo consecuencias funestas en la elección del regente global ya que por primera vez en toda su historia el partido oficial perdió. Las masas estaban en pleno descontento por la incapacidad de las autoridades por resolver el problema del abasto de alimentos, las políticas de raciocinio de agua y sobre todo, la funesta peste que aniquilaba a la población. En un artículo del periódico independiente “Aweaking” firmado por Grey Cleveland se menciona: “Las medidas del nuevo regente son verdaderamente desesperadas, la centralización del poder sólo ha propiciado que aumenten los desórdenes internos en las naciones ya que varias de ellas se encuentran al borde de una guerra civil (…) Su funesta política monetaria ha hecho que el oro pierda su valor en un 400%, lo que hace más abrupta la diferencia entre ricos y pobres”

El problema era más bien de un carácter ecológico, según Jones & Bechintam en su libro Grandes aciertos del siglo XXI “Si bien la NCE (National Comission for Ecology) optó por usar métodos en lo absoluto ortodoxos, el rápido desmembramiento de las grandes industrias hizo que un lapso no mayor a 5 años los recursos que éstas consumieran mostraran síntomas de regeneración, período que no coincide de forma casual con la nueva instauración del gobierno”. Esta teoría, bastante aceptada por la comunidad científica, ha encontrado numerosos opositores como el Dr. Brignamen quien atribuye más bien al equilibrio Darwiniano alcanzado tras la reducción de 9/10 de la población humana.

Hay varias teorías que justifican cómo en un período relativamente corto, la humanidad estuvo en vías de extinción. Desde locas y descabelladas historias, hasta los más extensos tratados económicos y políticas. Además del cómo acontecieron los hechos, todas ellas encuentran un punto de coincidencia intrínseco: hubo un desequilibrio ecológico que se permeó incluso al ecosistema humano. Lo más importante no es el que hayamos sobrevivido y que la sociedad se haya reestructurado sino que al final hay una moraleja de las consecuencias de violar abiertamente la naturaleza.

Wednesday, August 29, 2007

Casa Salvaje ( Versión Completa )

Casa Salvaje
SD


“Si eres capaz de amar sólo un momento, tu vida habrá valido la pena”

Prólogo:
Esta historia se la dedico con mucho cariño a Dianita por ser hoy su cumpleaños.

No puedo decir exactamente como empezó esta historia, no puedo, no sé. He escuchado rumores sobre ella, susurros en el viento y todo tipo de relatos que me han dado una leve idea de lo que puede significar pero nada concreto para iniciar. Primero que nada, “Casa Salvaje”, el título, sé que alguien ha escrito antes bajo este concepto y apenas tengo una leve idea de la idea original. He hurgado varios sitios en busca de la historia sin más respuestas de lo que alguien me enseñó y por eso creo que empezaré escribir mi propia historia. No tengo un principio concreto, sólo dos palabras que resuenan en mi mente desde hace ya varios años, una idea vagamente desarrollada, un par de manos para escribir, una cartera de cuero con mis papeles, un bolígrafo y ánimo para seguir escribiendo.

Parte I – Origen
“Sólo hay tres tipo de escritos, los heroicos, los de amor, y el hombre en busca de un sentido”

Hace mucho tiempo en la región del Hades existió una hermosa diosa custodiada por lobos de espíritu libres. La manada tenía por nombre Caza Salvaje. Este séquito especial guardaba la división entre el mundo del Caos, el mundo de la muerte y el nuestro. Un día un mortal sedujo a la diosa y su amor fue tal que el universo tembló con esa unión. La inquietud dominó a Caza Salvaje y comenzaron furtivamente a moverse por todo el territorio buscando señales de una amenaza. Días después el mortal fue asesinado y reemplazado por uno de los Señores del Profundo Abismo. Algunos mitos dicen que la guerra que se desató duró mil días, otros que fueron cien años. Al romper el alba del último día, una estatua quedó de pie, los Señores del Caos y la Caza Salvaje se habían sellado. Pasaron muchos años, el hombre pisó por primera vez la tierra, el hombre se hizo cazador, el hombre se hizo guerrero, el hombre se hizo ciudadano. El tiempo no borró las huellas de la batalla; el tiempo dejó una casa.

Las murallas son altas, pensadas para hacerte sentir pequeño e insignificante. Las piedras con las que fueron construidas, sí es que alguien se atrevió a concebir algo tan perverso, tiene la forma de lobos jadeantes petrificados. Sólo una sensación, una escalofriante sensación. La muralla es inexpugnable a excepción de la cara oeste donde a capricho se forma un arco de entrada. La vista no es un sentido fiable en ese lugar; en la entrada parece que el jardín y la casa están separadas por un par de metros. Pasada la entrada estás en un inmenso laberinto. Los desafortunados que se aventuran llegan de rodillas a la entrada principal, jadeando por la dura jornada que implica atravesar ese maldito lugar. La sensación de acoso nunca te deja en paz, alguien invisible y omnipresente te observa y deja sentir la pesadez de su mirada sobre tus hombros. El interior de Casa Salvaje es más aterrador.

La casa es inmensa, algunos la describen como un castillo, otros como una fortaleza, unos más piensan en una mansión. Lo cierto es que la arquitectura no es en lo absoluto uniforme. La verja da la impresión de pertenecer al s.VIII, los detalles de piedra labradas hacia el interior, sus torres de vigilancia, los pasillos en al parte superior para defender la fortaleza, todo hasta en su más ínfimo detalle da esa impresión. La fachada principal da la impresión de un viejo burdel. La pintura blanca no da muestras de tiempo, las ventanas se encuentran limpias, las rojas cortinas recién colocadas. No sé con precisión la altura del lugar, yo le calculo unos cuatro pisos. Los amplios soportes de madera que sostienen el techo tejado sobresalen la casa y sobre ellos varías gárgolas del infierno saludan a los recién llegados.

El interior de la Casa Salvaje es totalmente distinto a su fachada. Al principio parece la entrada a una cueva; ninguna luz alumbra la estancia y el aire se turna húmedo y caliente. Una vez dado el primer paso hacia adentro, la puerta principal desaparece, se ilumina el lugar y se percibe una gran estancia circular. En el centro está grabada una rosa de los vientos, en forma de anillo hay una inscripción que dice: “Lo que entra no es lo que sale y si te sales, sólo habrás entrado más”. Si te paras ahí podrás percibir siete puertas distribuidas equitativamente. La luz no parece provenir de ningún lado, no hay ventanas, el techo es tanto más distante de lo que parece ser a la entrada mientras que las pareces están tapizadas de suaves grabados cómo si fueran objetos. Ninguna puerta da dos veces al mismo lugar, todas son espacios vacíos empotrados en los gélidos mármoles de la casa. Una puerta da a la salida, una puerta atraviesa el centro de la casa, una puerta es horror puro y desesperación, una puerta, la puerta de la luna… No preguntes, yo soy la Casa Salvaje.

Su nombre es Anu, tiene 13 años, es un chico normal, su familia no es rica ni es pobre. Para ser honestos es bastante cobarde, no se arrima a las chicas, odia pelear, le gusta estar en su casa sin hacer nada, le gusta la televisión y muy de vez en cuando hace ejercicio. Siendo francos es un poco fofo, adora la comida chatarra, odia la lectura y le gusta salir con el “flaco”. Su vida no tiene nada de interesante, sale con los viejos amigos, le grita a una que otra mujer y cuando se aburre se echa en la cama como un perrito faldero.

Wish es un joven cazador, su esquelético cuerpo es más ágil que una gacela y sus piernas compiten con las del gran predador de la selva. En la espalda carga siempre con dos troncos alisados que usa como armas, mientras que en su cintura ciñe un cuchillo de hoja ancha para extirpar la piel de sus cazas. Su camisa de cuero cubre heridas en su pecho, heridas que cuentan grandes historias en sus escasos 13. Wish ha vivido toda su vida en los linderos del corazón de un pequeño hombre, su misión en la vida es protegerlo. Criatura desdichada que no tienes pasado ni futuro ¿Saldrás algún día de las sombras?

Jane, su frágil cuerpo de cristal se asemeja a una diosa hecha niña, su mirada te implica en un misterio, es agraciada como ella sola, su presencia es capaz de alumbrar un día oscuro y se oculta tras un velo de falsa timidez. La primera vez que volteé a ver a Jane sabía quien era ella, y peor aún, sabía quién era yo, el pobre de Anu, el niño indefenso ante el mundo, el intelectualoide, el Nietzche prenato, yo. Anu se acercó a ella con el corazón en la mano, estaba cansado, muy cansado, el tiempo no dejaba de correr y ella se fue. Todas las sensaciones se juntaron en un único clímax siendo que ese corazón dejó de latir. Me quedé entonces sumido en las tinieblas pensando en que sería de mí; fue uno de esos vagabundeos nocturnos donde encontré la tenebrosa mansión.

Parte II –La bestia
“Uno entra y nunca más deja de entrar”

Todos le profesan un terror especial a esa mansión, nunca pude llegar a entender porqué. A lo largo de la historia de la ciudad cada alcalde ha intentado demolerla ya que ese el centro geográfico y se encuentra edificada sobre el único cerro de la ciudad. El día de hoy me voy a adentrar a ella, traigo una linterna, pilas de repuesto, algo de comida y un cuchillo para defenderme. Cuentan los viejos que nadie ha salido vivo de ahí y que a veces mueres sin siquiera poner un pie adentro.

Las puertas se abrieron de par en par, cómo si me invitaran a entrar, diciéndome, soy tu anfitrión, entra que eres mío. Una vez adentro vomité el sándwich que había comido un par de horas antes, un leve mareo se dejó sentir en mi cabeza y correr por mi piel. Mi cuerpo se embotó ante la repentina excitación de mis sentidos. Mi vista se tornó borrosa, los tres metros de la puerta principal a la verga se convirtieron en cien. Volteé y no había a donde regresar. Como pude me arrastré hasta la puerta de entrada, mi piel ardía en llamas, o eso fue lo que sentí. Creo que una parte de mi alma se quedó ahí; llegué a la colosal entrada a la mansión. Sentí como mi rededor estaba incendiándose, un entre extraño penetraba mi selva, la hora de cazar había llegado; en cuestión de segundos me convertí en su presa. El calor se volvió insoportable, mi piel ya no era la mía, mi conciencia se desvanecía. Me clavó sus garras rápidamente y sufrí por primera vez la agonía del lobo. No lo recuerdo bien, pero sé que mi corazón cedió y que me convertí en el huésped de la Casa Salvaje.

No supe inmediatamente lo que me pasaba, pero la cruda, el sabor a sangre, los instintos alborotados me hicieron darme cuenta, me había convertido en un hombre-lobo. Lo recordé, la primera vez que rasqué esa palabra tenía escasos seis años. El temor y la curiosidad llenaron mi mente de niño y ahora era mi realidad. Recuerdo que me impactó la transformación, la legumbre atmósfera, “el luna” en el cielo pavoneándose y mostrando su penacho, orgulloso, penetrando en la pobre criatura y sacando el más puro instinto animal. El hambre de carne, la sed de sangre, el ansia de castigo hacia los mortales impíos. Sí, hombre-lobo.

Tres noches al mes hay luna llena en la ciudad. Tres noches dejo de ser yo para convertirme en él. Un mes me acosa con su promesa de sangre, un mes el puñal de plata se queja dolorosamente mientras se retira a un instante de mi pecho, un mes la criatura se mofa de mi debilidad. Jamás debí haber vuelto a la vida pero creí que podía matar al terrible lobo. Ahora que lo pienso era mi destino, Anu de Anubis, Dios egipcio de la muerte, el can que siembra el temor de las tierras de la blanca muerte y del carmín mar de lágrimas.

Vivo en un pequeño departamento, en el 7° piso de la sección este de la ciudad, desde aquí se ve la mansión del Caporal. Ahí, dice mi abuelo, habita el diablo desde hace poco y por eso hemos vivido siete meses temiendo la luna llena, la noche de la bestia. Cada vez que la luna muestro sus heces, la casona desaparece, y en su lugar queda un horroroso monstro que siembra pánico en nuestros corazones.

Anu, un chico como cualquier otro, tímido para hablar, de mirada fuerte pero con un algo que simplemente era encantador. Se me acercó un par de veces pero creo que no le hice caso, me gustaba, pero mi orgullo no me dejó responderle. Dos o tres noches suspiro por él, pero luego recuerdo que eso nunca será. Corren los días y se aísla, se va, huye de algo, pobre criatura, pobre de Anu.
Anochece en la ciudad de las luces, el colosal de hierro. Los cinturones de miseria que rodean los rascacielos cobran vida, miles de almas en un grito de dolor que se funde con la noche. En la cima de los gigantes de hierro yacen los reyes del mundo, pudriéndose en su gloria, pavoneándose de su oro, burlándose hacia abajo. La nueva Babel se yergue sobre sangre, la gran Sodoma, la triste Gomorra, la vieja Troya. Si tan sólo supieran lo que aguarda. La noche llama, la luna llena se asoma y renace el ángel castigador.

La luna palpita, la sangre fluye, la danza de l muerte. Ciudad maldita, en esto has caído, mis sentimientos brillan y la gente muere. Hijos del pecado, gemid, el gran pecador ha llegado, el Iscariote bíblico, el lobo asesino. Amor puro, poder sin culpa, la consigna de Caza Salvaje; los ríos de desesperación corren como potros salvajes hacía su incierto destino, el final del desfiladero.

El fuego a quemado la última brizna de pasto, el paisaje negro y lúgubre me doblega y mata. Mi presa también ha escapado, mi vida resbala bajo la acerada cuchilla que atraviesa mi pecho. He fallado, he muerto en esta tierra de la gran diosa Artemisa. La guardiana del inframundo me arrojará a los lobos por no haber cazado esa presa.

Sueños o realidades, dos lados de una misma daga, versos o poemas, ramas de un mismo árbol. Te amo hoy y te amaré mañana, seas realidad o sueño. No entiendo al amor, no es un cuadro que pueda pintar y sentir que lo entiendo, tampoco un sueño que se incrusta en la realidad. Simplemente es un reflejo en el filo de la cuchilla. Una ilusión dentro de esta horrible pesadilla.

La noche me llama con su cándido sudor, tomo mi bicicleta y me acerco al lugar maldito. Sé que no podré evitar lo que suceda. _Hoy llega más temprano que de costumbre, creo que si me acerco lo suficientemente rápido podré tomar una foto y escapar. _Mi corazón palpita demasiado rápido, los recuerdos de Jane zumban en mi cabeza con mucha frecuencia, no lo soporto y golpeo las puertas del caserón. La pesadilla comienza rápidamente y no pongo resistencia en absoluto. El día se torna rápidamente en noche mientras el lobo nace y la luna llora. _Llegué tarde, nadie nota cómo la mansión se desploma y surge la bestia, mejor huir de este lugar.

_Estoy consciente más no dejo de sentir este instinto asesino correr por mis entrañas, tengo hambre, es momento de cazar. _Nunca antes había podido entablar una batalla contra el lobo del mal, algo me dice que hay una razón para esto. _Es una mujer lo que hay en frente, mi cuerpo no obedece, mis músculos corren. _Es mi final, voy a morir. _Hoy no me vencerá, hoy no, una vida importante depende de mí y el lobo no me ganará. _Parece que se retuerce, ¡¡esos ojos son humanos!! La dama se acercó y abrazó al monstro del infierno, aquella noche no se derramó una sola gota de sangre.

Desperté en el lecho Jane recostado sobre sus blancos y suaves pechos, se encontraba parcialmente desnuda y yo tenía un espantoso dolor de cabeza. Abrió sus bellos ojos y me lanzó una sonrisa y dijo: _Eras tú todo el tiempo, espanto de hombre. No supe que pensar, dejé que mi instinto guiara mis movimientos y suavemente la amé.

No sé cuántas veces atravesé el arco de entrada de ese tenebroso lugar. Sé que a veces parecía una casa, otras un burdel, unas más un castillo y en ocasiones una mansión. Mis ropas se evaporaban en la entrada y mi conciencia se fijaba en una de las siete puertas. No sé con precisión si yo entraba en la puerta o la puerta entraba en mí pero reconozco el sabor a ira, espíritus en pena que orgásmicamente intoxicaban mi cuerpo y embotaban mis sentidos; el débil resplandor de la luna humillándome y convirtiéndome en su amante, en su huésped. Esa noche tenía una certeza, ella me amaba.

Parte III –La guerra
“Amor Puro, Poder Sin Culpa”

Harapos, todo lo que queda de mis ropas tras un largo y vertiginoso entrenamiento. Dos vidas, dos tristes finales, el sol se levanta y la batalla apenas comienza. Es momento de descansar. Ha pasado tiempo desde que morí y todavía recuerdo; De día era un hombre de la selva, de noche soñaba que vivía en la ciudad, en su noche retomaba mi senda en la jungla. Es momento de dar el siguiente paso, es tiempo de regresar. Un hombre no debe vivir sin su corazón. Ella me llama, yo regreso

No resisto la tentación de seguir caminando, esta noche es luna roja; no me importa mi pudor más, el amarillo sol se torna pálido mientras cede su lugar a la noche. En el horizonte se divisan nubes de tormenta acercándose a gran velocidad. Mi sangre hierve esperando la hora maldita de la transformación. Del lado opuesto de la ciudad una figura se dibuja con singular lentitud. La Caza Salvaje se revuelve en mis entrañas, no aguanto estas bestias.

Para él todo se tornó borroso, débilmente luchó no con el lobo del mal sino con la desesperada manada de fieras que en él habitaban. Se encontraba en el centro de la Casa Salvaje, una habitación cerrada de descomunales proporciones cuyo piso estaba forrado por una espesa capa de arena blanca. La bóveda se perdía a lo alto y la luz parecía no venir de lado alguno. Anu dirigía cautelosamente la batalla mientras Wish con su cuerpo obedecía las órdenes del primero. Uno y otro en un mismo ser se precipitan hacia el centro, con espada en mano, en busca del anfitrión de la Caza Salvaje.

La suave brisa del otoño roza mi pelo, el espasmo solar se deja sentir sobre mi piel desnuda, me abato ante el orgasmo que recorre mi ser. La punta de un edificio no es precisamente el lugar más hermoso para permitir que esto pase pero no hay más. La conciencia se me resbala de las manos como suaves pompas de jabón. El día se convierte en noche y la realidad un sueño… La piel comienza a arder mientras el pelaje que no es el suyo lo posee. Un orgasmo, la luna lo está violando, rompiendo su cabeza, sus recuerdos, su ser. Ya no es hombre, tampoco animal, tan sólo el huésped de la Casa Salvaje.

Entro a la cueva y siento la desesperación de amarla, oh hermosa Jane, tocar tus pelos, acariciar tu piel, sentir tu sedoso tacto recorriendo mi cuerpo, tus suaves pechos bajo mi mano traicionera. Sí tan sólo no me sintiera presa de este lugar, sí tan sólo no fuera éste tu reflejo, sí tan sólo fueras real. Morí hace mucho tiempo y tú no eres más que una mera ilusión. Maldigo el tiempo que nunca fue, las noches que no tuve, las horas que no estuvimos, maldigo tener sólo fragmentos de una historia inconclusa. Visito tu cueva una vez más y sonrío la ventura de encontrarnos en paz.

El temor reinaba aquella noche en la ciudad, dos terremotos habían arrasado con la mitad de ella y los relámpagos amenazaban con destruir el resto. En medio de la confusión se veían dos figuras, la primera era la de un humanoide enredado en telas varias, la segunda la de algo parecido a un lobo y a un hombre. El Señor del Caos portaba una espada como única arma, Caza Salvaje se valía de sus garras y colmillos para defenderse, la muerte tocaba su Cumbia mientras la ciudad caía con su ritmo.

Al ritmo de la luna baila la Caza Salvaje, al ritmo del viento, al ritmo de la muerte. Tan sólo quedan en pie un par de murallas en recuerdo de ese ayer. La muerte toca la melodía del amor, finos acordes de caos, sensibles armonías de corrosión. La ciudad se tiñe de rojo con la enamorada luna de loto. La vieja batalla tomó carne una vez más.

Una bestia, un demonio, dos entes en una batalla que había tomado forma desde hacía tantos años. Él sólo sentía el precipitar de las bestias hacia su enemigo, un torrente sin caudal. Las visiones de la ciudad se mezclan con las de la Mansión del Diablo, este es el cenit de la batalla; piedras caen, los edificios se desploman, los cielos lloran, la gente grita, la tierra se fractura. Una vida humana perece en las manos de Caos, dos, cientos, miles. Las puertas se esfuman y queda sólo el corazón de la Casa Salvaje.

Wish ve a la hermosa Artemisa parada ante él, las suaves curvas de su cuerpo desnudo lo atraen irremediablemente. Anu pelea contra la manada de bestias que busca poseer su cuerpo, una grotesca mezcla de pelaje, huesos y sangre se mueve por la ciudad en contra de un ente de destrucción. Todos temen, uno destruye con placer, el otro mata sin remordimiento. El cielo electrificado devela una ciudad roja, la luna contempla fría a su hermana muerte, un aullido se deja escuchar, Artemisa ha bebido de Wish.

El lobo esta hambriento de sangre, sus heridas son mortales, Anu perdió su conciencia. Artemisa sostiene en su mano derecha una daga que suavemente desliza hasta el corazón de Wish. Caos sujeta al lobo y lentamente le drena la vida. Se deja escuchar un grito proveniente de la sección este, un destello de luz evita que Wish muera apuñalado. Anu recobra sus cabales y la bestia del mal se torna en un hombre.

Entonces el Huésped se convierte en anfitrión, el lobo cae y la batalla cambia. Caos sonríe, su oponente ya no es la temible Caza Salvaje, es un pobre mortal enamorado. En los primeros momentos de la batalla recibe 5 estocadas y cae desangrado. Una risa es todo lo que puede ver, una sonrisa se dibujaba en su rostro y muere. No era su batalla ni su momento por lo que era todo lo que podía hacer. Wish cobró conciencia de su ser estando al filo de la muerte y con el corazón de Artemisa en las manos arremetió contra Caos.

Me encontraba con ella sentada en un horizonte desconocido, en nuestra historia. La había esperado por largo rato y a pesar de que mi cabeza titubeó más de una ocasión, mi corazón se mantuvo firme. La tomé de la mano, la besé y comenzamos a caminar hacia el futuro. Por primera vez en mi vida mi cuerpo se sentía ligero, mi cabeza fría y mi corazón ardiente. Había logrado superar la prueba de Casa Salvaje.

Desperté y los encontré muertos a mi rededor, caí de rodillas y dos lágrimas asomaron por mis ojos. Un súbito chorro de agua fría cayó sobre mi cabeza, los recuerdos comenzaron a caer lentamente en su lugar. La forma en que cambié, todo volvió a ser justo como debía ser. Aquella tarde estuve en medio de una guerra, y fui Caza Salvaje, y fui Caos, y fui su amor.

Amanece en la ciudad de las cruces, extensas hileras de cristianos y gentiles adorando al impasible señor oscuro. El lobo estacado ríe y su canción ha muerto. Mi nombre era Anu, mi nombre era Wish, mi nombre es Reubén, y ella mi esposa.

Parte IV- Epílogo
“No existen el vivieron felices para siempre”

Han pasado muchos años y fuimos pocos los que nos quedamos a reconstruir. De vez en cuando regreso a las ruinas de la Casa Salvaje, recorro la mansión, los laberintos que la formaban. A veces tengo sueños sobre cómo acabó ese día fatal pero no estoy muy seguro. Los lobos escaparon de mi cuerpo, regresándole la vida, a la cabeza había uno más, uno que me resulta familiar, con ojos humanos. Pero nunca podré saberlo. Tomo a Jane de la mano y regreso a casa, mi pequeña Artemisa se adelanta y siento detrás de mí un latido.

Monday, August 20, 2007

Plan de Estudio

Bienvenido sean todos uds a la Escuela de las Américas, a través de este pequeño Post informativo ud sabrá que esta es su mejor opción para sus estudios de carrera y postgrados.

La Escuela de las Americas fue fundada en la década de los 60's con el objetivo de alinear a las naciones no ilustradas al magnífico esquema capitalista. Encausarlas a un mejor mañana y humanizarlas por un mejor mañana.

Contamos con un campus en Panamá, nuestra cede en EUA y actualmente construimos un plantel en áfrica

Contamos con instalaciones y servicios de calidad:
1. Tenemos un centro de desarollo de armas y tecnología.
2. Campos de tiro en zonas de geografía difícil ( 3 comunidades marginadas incluidas)
3. Grandes extensiones de selva para el desarrollo de tácticas de guerrillas (con guerrilleros)
4. Convenios con todas las naciones latinoamericanas, planes de intercambios con la ex-unión soviética, áfrica, corea y otras zonas altamente conflictivas
5. Un amplio presupuesto para armamento, municiones y artilleria

Las carreras que ofrecemos son:

Licenciado en estadística y tiranización (LET)
Licenciado en guerrillas y revueltas (LGR)
Licenciado en reconstrución y estafa de naciones (LRE)
Licenciado en terrorismo Internacional (LTI)
Ingeniero bioquímico en armas letales y paralizantes (IBA)
Ingeniero en Sistemas de Teror (LST)

Plan de Estudios Tronco Común Licenciaturas (5 semestres)
1° Semestre:

Historia I
Uso de Intelectuales I
Arte de la Guerra I
Laboratorio de uso en armas I
Religiones I
Estadística I

2° semestre

Historia II
Ideología I
Arte de la Guerra II
Laboratorio de Armas II armas pesadas
Negociación I
Administración de recursos I
Laboratorio en artes marciales I

3° semestre

Historia Aplicada
Ideología II
Arte de la Guerra III
Entrenamiento de tropas I
Negociación II
Laboratorio en artes marciales II
Leyes I

4° semestre

Leyes II
Gobierno I
Muchedumbres I
Entrenamiento de tropas II
Negociación III
Laboratorio en artes marciales III
Fanatismo I



Laboratorio de guerrillas I
Leyes III
Gobierno II
Manejo de tropas
Fanatismo II
Muchedumbres II

Las especializaciones a partir de 6° semestre constan de una serie de laboratorios especializados en cada área. Para más informes llame al 01-700-754-546-1SOA

Asista a nuestras sesiones informativa, donde adicionalmente le regalemos una hermosa playera con la inscripción I LOVE to fuck in the name of USA, I'm Uncle Sam's son of the bitch... Tendremos como conferecistas invitados a algunos exalumnos:


-El general Manuel Noriega, ex-presidente de Panamá,involucrado en narco
-El general Hugo Banzer, brutal dictador de Bolivia (1971-1978), miembro honorario de nuestra escuela en el 88
-Roberto d'Aubuisson, líder de un escuadrón de la muerte;
-El general Héctor Gramajo, exministro de defensa de Guatemala, y arquitecto de políticas militares genocidas en la década de 1980;
-Leopoldo Galtieri, exlíder de junta argentino, que supervisó los últimos dos años de la "guerra sucia" de ese país, en los cuales fueron torturados y asesinados 30.000 personas sospechadas de ser disidentes.

También un tributo al ya difunto y distinguido exalumno Pinochet

Así que, que estas esperando!!!!! llama ya!!!

Sunday, August 12, 2007

Azteca

Nota al margen: Hay 2 post nuevos



Azteca
SD
La ciudad del Sol, la gran capital del Imperio Azteca, millares de personas se arrodillan ante el sanguinario heredero de Quetzalcóatl. En pocos días la ciudad experimentaría su caída y el imperio llegaría a su fin. La crueldad de los demonios mexicas llegaría a su fin y la cabeza de su gran Tlatoani Cuauhtémoc rodaría en el polvo. Diversas crónicas se escribirán diciendo lo sanguinaria que fue la batalla, la gloria de los conquistadores, la sangre inocente que sentaría las bases del nuevo imperio español.
La historia mexicana es un extenso relato de atrocidades y guerras donde al final la única constante es la terrible carga del poder. Antiguamente, antes de que el primer sol rozara la superficie del ombligo del mundo, un vasto y justo imperio vio la luz del día. Para 1521 los únicos vestigios eran las colosales ciudades herederas de su gran poderío y conocimiento. Desde el desierto del silencio hasta la punta de la Patagonia los antiguos gigantes mantuvieron un control hegemónico sobre el continente, incluso la región africana estuvo sometida. A su caída una maldición descendió sobre la capital; las hordas del maldito invasor no encontrarían descanso hasta que de la ciudad no quedara el polvo….
En el horizonte 300 soldados españoles avanzaron con dirección hacia la gran Tenochtitlán, las almas de los condenados se levantaron e hicieron compañía al implacable Cortés, el dios libertador, el verdadero padre de México. El sitio había durado ya mucho tiempo y era el momento de que el rey cayera. Las llamas envolvieron la ciudad mientras un nuevo gobernante cernía sobre sus sienes los laureles de la corona.
El yugo español castigó a los nuevos moradores del imperio por 3 siglos durante los cuales los hijos de la tierra y del viento se unieron en una nueva raza, la de los desheredados. La antigua armada fantasma asediaba una vez más la capital, encendiendo envidias y fuegos en los corazones de sus moradores listos para destrozar la ciudad. El imperio murió como mueren los cobardes apuñalado por la espalda por sus mismos camaradas. El trono quedó vacío por los años venideros hasta la llegada del General Díaz.
30 años de paz irguieron la base del futuro pero era una paz que no podía durar por mucho tiempo. Una nueva guerra sacudió al país propiciada por los enemigos de la nación. El general estaba en el balcón principal del Castillo de Chapultepec, nervioso, en su despacho estaba el documento en el que cedía su imperio al caos. Sus castaños ojos se mostraban serenos y su amplia frente encaraba con dignidad su final. Todo el bosque se encontraba rodeado por las decenas de miles de fantasmas que estaban ahí para quebrar su frágil paz. Sabía que algún día cercano estaría junto a ellos, listo para destrozar a su México querido que ayudó a forjar.
La catástrofe fue inevitable, de la misma forma en que el Imperio Azteca cayó hace 4 siglos el México de Díaz se esfumó y el nuevo poder, el grupo Sonora y asociados comenzaron su propio gobierno que duraría hasta nuestros días. Una vez más los demonios se reúnen en torno a la mansión de los Pinos, ahí se encuentran las almas que quisieron gobernar esta tierra y fueron luego consumidas por el poder. Una guerra se avecina en el 5° aniversario de la caída Mexica, en el 2° de la caída española, en el 1° de la caída Porfirista/Juarista…

Wednesday, August 01, 2007

Memorias

<-- Sigo trabajando en CS, paciencia -->


Memorias -A Laura-
SD

Hermana, la mejor palabra que tengo para describir quién eres. Incluso lo poco que ahora te conozco sé que las cosas no han cambiado desde aquel día en que nuestros caminos se separaron. Es curioso recordar esa tarde, el día muriendo apaciblemente, la brisa tranquila del aire, el teléfono blanco en su lugar y yo en la entonces habitación de mi hermano. No, en realidad no recuerdo con tanta claridad ese día pero sí que era uno cómo cualquier otro. Yo te hablé o tú me llamaste, no se cómo pasó, pero dijiste que un compañero mío quería salir contigo y que no sabías que hacer…

Puedo verme claramente a mí mismo de esa edad, tomando la decisión que varias noches me quitaría el sueño, la serenidad de sus palabras y la sinceridad de sus consejos. No hay remordimientos, es mi hermana, mi amiga, su felicidad era lo importante y en ese momento no perturbaba la mía. Te contemplo niño, te espera un arduo camino para encontrar tu identidad y tu corazón, aplaudo tu decisión y te prometo que algún día serás realmente fuerte.

Se separaron nuestros caminos y creo es lo mejor, el tiempo difumina el deseo y sólo queda mi mejor amiga, sí, sólo mi amiga de la infancia con la que compartí dulces horas en el agua, un oído ciego a los cuentos de mi mente, un recuerdo atrapado en las arcas de mi cabeza. Una breve y bella chispa en mi corazón.

Tuesday, July 24, 2007

Status

Hola!!! ando trabajando en un par de escritos para mi blogg que van a estar muy emocionantes; la segunda parte de Casa Salvaje es una imagen que me ha estado dando lata desde hace ya un tiempo y espero pronto poderla terminar para el benplácito de los seguidores de mi blogg.... Esoty por concluir con mis vacaciones tons tal vez haya menos actividad pero aqui sigo dando lata..... Repsondan mi encuesta :D :D :D

PD:: mi neurona se fue a las bermudas y no invitó

PD::: el pollito, si ese pollito, también esa carretera

PD::::: ando enamorado.... creo


PD::::::: cualquier estupidez

Thursday, July 12, 2007

Little Stop!!

Hoy penetraron en mi cuarto y le están haciendo unas modificaciones geniales. La cama que después de años de pelearme con ella va a ser remplazada por una que me satisface. Primero la volé de mi cuarto y dormí un tiempo en el piso, después me regañaron mucho y acepté un colchón, luego lo cambié dos veces hasta que finalmente acepté otra cama. Yo seguía muy molesto porque le quitaba espacio a mis murales y le moché las patas.... Pero hoy su sentencia de muerte ha sido pronunciada, tal vez la queme finalmente, porque Don Galdino comenzó a construirme una cama nueva. Pero.. ¿qué tiene de especial esta cama? Muy sencillo, no tiene patas, no estorba mi mural, de hecho parece más bien una litera pero sin parte de abajo, me da una vista genial de mi pared, me da otro nivel de intimidad, ahorra espacio y..... mucho más. Lo mejor de todo es que si todo sale bien, mañana o el lunes ¡Estreno cama! Yo se que eso no interesa a nadie excepto a mi por eso los dejo con mi post:

Mi Neurona anda sobrecalentada despues del último post :P... hehehe. En realidad ando trabajando en el siguiente que también va a estar medio interesantón, hehe. Si eres lector de mi blogg, espéralo que si buen puede estar en un ratín , puedo tardar unas cuantas horas o incluso una semana... En otras novedades creo que ando enamorado y eso es bueno, siempre que puda mantener la firmeza de mi corazón.

Los dejo con este micro cuento

JLB: Teasser: "Once"
SD

Cuenta la leyenda que el sabio de la montaña de los tres picos forjó un círculo de vida antes de morir. Un orbe capaz de domar a los gemelos durmientes que atacarán la región de Ileón.
La historia se convirtió en leyenda, la leyenda en mito y el mito en cuento. Hace siete años, misteriosos y acres sonidos se escucharon bajo los bosques que rodean la ciudad levantando así a los gemelos. El día de hoy una expedición se dispone a su caza.
Diez guerreros y su maestro partieron en busca del círculo de la vida. Las cinco estaciones giraron y uno de ellos regresó trayendo los doce aros que formaban el círculo de la vida. Al llegar frente a los gemelos los depositó en el suelo y murió.
Los dragones, al sentir la sangre del inmortal se retiraron a proseguir su largo sueño.

PD: Acabo de crear una encuesta, respóndanla

Tuesday, July 03, 2007

Eso III: La búsqueda sin Fin

SD

Parte 1. (Ansiedad)

Ansiedad, el veneno de mi alma, cuando menos lo espero, llega, me desnuda, me posee. Es un demonio del silencio que arrasa mis sentimientos, mis pensamientos, vacía mi cuerpo y lo deja indefenso en la acera bajo el acerado designio del cielo. Le tengo miedo, mucho, no respeta instantes, situaciones, o cualquier circunstancia, es un caudal desbordado sediento de libertad.
No tengo defensas contra ella, sólo una infinita sensación de fragilidad y una visión de mil templos derrumbándose sobre mí. La conozco mejor de lo que me gustaría y es por eso que sé que no tengo forma de combatirle y la esperanza se esconde en mi desesperación. Me sé débil, muy débil, los segundos se vuelven horas y las horas instantes cuando ella ataca. No lo evito, dejo que fluye y que momentáneamente me mate, eventualmente nos cansaremos y se irá.
Mi cuerpo se satura de ansiedad, esa necesidad del movimiento perpetuo hacia todas direcciones, incapaz de concretarse en una sola armonía. Es agotadora, extenuante, la antítesis y no lo opuesto de todo lo que aspiro. La ansiedad es un movimiento que paraliza, un sonido que enmudece, una luz que oscurece, una sensación que no es sentida. Así es, ella, en sus más profundas raíces es una ardiente manifestación de amor que se sabe incapaz de manifestarse. Razón de más para ser poderosa y temida, no la controlo, no quiero hacerlo porque sólo así sé que mi corazón palpita.

Parte 2. (Retomando los fragmentos)

La dualidad es la base del cosmos, la muerte del caos, el principio del fin. Tengo un nombre por el cuál me conocen todos aquellos con los que interactúo en este largo caminar. Ese no es mi nombre verdadero, ese que es único e irrepetible, aquél que encierra todo lo que en verdad soy. Cuentan las leyendas que al nacer las almas se separan para algún día volverse a encontrar y ser felices para siempre. Más toda leyenda tiene su origen en una realidad aunque ésta no sea patente a primera vista.

Hace muchos años el gran Cosmos sufrió una fractura, al principio no parecía nada grave hasta que se convirtió en el acceso al gran Caos. Una estrella silenciosa cayó en un primitivo planeta junto con los restos de aquellos intentaron escaparon de la gran anomalía. El primer hombre y la primera mujer, no poseían materia, sólo la conciencia y la voluntad para existir. Este es el principio de la leyenda y tal vez el final.

Me encontré en un lugar vacío, un punto muerto de la historia, tras vivir por largos meses una extraña doble vida me encontraba sólo en la realidad. Pensé que sería maravilloso poderme concentrar en lo que tenía que hacer pero ese fue sólo el principio de la ansiedad, necesitaba de eso urgentemente. Las cosas no mejoraron, me encontraba perdido .

Al principio creí que todo iba a salir bien pero rápidamente me encontré con varios obstáculos y ya estaba demasiado cansado como para evitarlos. De un día para otro el mundo que parecía girar a mi favor se tornó en mi contra, tuve la más grande depresión de mi vida no causada por una mujer. Pero la realidad eran las ardientes flamas del desierto las que me consumían, la falta de aliento, de la preciosa agua y de la voluntad para seguir adelante. Mi precioso oasis era sólo un espejismo y el sueño que perseguía se convirtió en eso, una vana falacia. Por momentos fui feliz, y vaya que lo fui, algunos amaneceres eran más rojos que otros; algunas tardes eran más lentas y sinceras. Algunos días le sonreí a la vida y los menos ella me sonrío.

Hubo ocasiones en que la luna me dirigía agresivas miradas y me convertían en mi otro yo. Las vendas de mis pies se encontraban esparcidas por las dunas, la carne viva dejaba su agua cómo rastro para los carroñeros. Los restos de mi espada quemaban mi espaldan mientras mi vista se tornaba borrosa. Esos días bajaba la miraba en busca de la orilla del lago que nunca encontré. Saborear sus aguas, escuchar ese breve susurro de tranquilidad, rozar mi cabeza sobre su manto. La respuesta al enigma de eso. Esos tristes días cuando las nubes grises te opacan el alma, días ciegos al milagro de la lluvia y de la felicidad.

El día estaba muriendo cuando llegué a mi límite y pensé en la noche como la anhelada salvación que necesitaba, el respiro a la tempestad. Lo sabía y guardé silencio, confiadamente, fingiendo la inocencia del ignorante, seguí adelante. A unos pasos yacía la Sombra del Destino, encaramada detrás de un árbol, aguardando cual predador asecha su presa. Este peculiar ente es diferente para cada persona, en mi caso se trataba de una gentil chiquilla. Sus inocentes labios susurraban mi nombre. Voltee mi cabeza y observé sus ojos escarlata, claros, brillantes, vivos, deslicé hacia abajo la mirada, pasando por su pequeña nariz, sus delgados pómulos, su suave boca que mostraba labios sabor cereza.

No me di cuenta cuando mi mano acarició sus suaves pechos. Fue como tocar dos trozos de cielo. La luna a sus espaldas la hicieron mágica, una diosa seduciéndome y reclamándome como su Señor. Con toda delicadeza rocé con mis dedos su espalda haciéndola estremecer toda. Junté sus manos con las mías y descubrí que estaban vacías. Inmediatamente fijé mi mirada en su rostro y descubrí lo que ya sabía, una sombra más, como tantas del pasado. Traté de mirar a otros lados cuando descubrí que todo el mundo se había sumido en tinieblas. “Si un árbol cayó en medio del bosque y nadie lo escuchó ni lo vio caer, ¿cómo sabes que se ha caído?” Si una estrella muere en la soledad del día, ¿podrías realmente decir que se ha ido?

Las avecillas de paso se posaron en el frágil mármol sobre el pasto, le cantaron su más sencilla canción, y le robaron un destello de vida. Los caídos y los vagabundos ven ese limbo entre el día y la noche cómo el más maravilloso, porque sólo ahí se saben fuera del mundo. Muy temprano en la mañana me encontró tirado un pasante del desierto, su aspecto era el de un hombre marcado por las arenas; joven y con arrugas de señor, experto en el arte de sobrevivir e inexperto en los caminos de la vida. Abrumado por mi condición, buscó entre su equipaje algunas yerbas medicinales con las que untó mis ojos. Me quitó los vendajes manchados de sangre y los remplazó por telas limpias. Agradecido y sin un ápice del tiempo en el que me encontraba le devolví una sonrisa.

Caminamos un pequeño trecho del desierto, platicamos de todo y nos hicimos amigos. Antes de que los caminos divergieran me entregó un collar que encontró entre mis vendajes, miré la verde piedra en bruto y le agradecí el gesto. Seguí el paso del desierto otro trecho hasta llegar a un cañón. Me senté en la orilla a contemplar el nuevo mundo que se abría ante mis ojos, contemplé sus promesas; llegué a donde no pensaba ir y encontré enigmas que no pensaba responder. El descenso por la pared se veía eterno, tenía poco equipo y los huesos cansados.

Parte de mi espíritu roído con sólo mi frente en alto. La lluvia del desierto se precipitó con su mágico correr de vida y esperanza; con su rítmico caer y su frío marchar me arrancó una sonrisa. La cuerda, hecha de hebras de tiempo, se fortalecía con cada gota de agua. El tiempo se esfumó, mi destino podría esperarme toda una vida y yo en cambio me precipitaba a su rápida conclusión. En mi atolondrada bajada olvidé ver las inclemencias del terreno, mi equipo pesaba mucho y la forzada marcha me estaba agotando. Me aferré a la esperanza de llegar rápidamente al fondo sin medir los riesgos. Más de una vez me quemé las manos estando al borde de perderme. Los momentos de descanso se convirtieron en respiros y alegrías. Agradezco ese duro paso pero eso momento de seguir adelante. El descanso en el que estoy es engañoso, sólo deseo ver mi dulce lago, mi dulce ser.

Parte 3. (Oraciones del día)

>El camino más corto. Pasado y Futuro dejan de existir y se convierten en presente. Estoy parado sobre mis pies, creo que de alguna forma el tiempo se ha congelado con tu ausencia y tengo miedo que nunca más pueda volver a girar. El reloj se detiene pero yo no, perdón, sólo soy un humano al igual que los que me rodean y no puedo evitar desviar de vez en vez mis pensamientos. Mis heridas se curan, me verás con otro rostro y otro cuerpo aunque tengo miedo de hacer algo mal, agrietar mi piel, agachar la mirada. A veces soy tuyo, a veces no. Regresa y dame tu mano, sólo eso, no te miento, sujétame y acabará el caos, tómame y comenzará el cosmos <


>El río, mi camino, ha sido creado para probar a los aventureros, para determinar si se trata de un ser o de un ente, si está listo para recibir eso o si debe ser condenado a la muchedumbre. Tal es el destino de los buscadores de eso. Así despierto cada madrugada, recordando cómo alguna vez fui, a la gran masa de agua precipitándose sobre mí. El sofocado grito de auxilio, el letargo que le siguió y la llegada al presente<

>Y pienso en el ayer, más allá del horizonte visible por mis ojos, veo una niña que ya es mujer, unos ojos penetrantes que se clavan en ella. La mirada suya que a reservas me dirige son dos punzadas en mi alma, sigo mirando, sigo llorando. Es la felicidad de ayer, el recuerdo de hoy. Dos figuras se mecen suavemente sobre el oleaje del pasado y son felices, dos sombras que no debo perturbar. El viento a mis espaldas me susurra suaves palabras de amor, a veces escucho, a veces me caigo. Soy débil cómo cualquier otro, no un guerrero, no un peregrino, un mortal que espera la llegada de eso. <
< Pensamientos al atardecer>

Parte 4. (Penetrando el espejo)

> Entonces me pongo a pensar en lo que ha sido de mi día de la forma más imparcial y me doy cuenta, aunque sólo sea por instante de lo que realmente soy. Quisiera vislumbrar todo el cuadro y entender la pintura pero se trata únicamente de un conjunto de imágenes moviéndose por el espacio, una sinfonía difícil de escuchar. Me siento en mi cama y siento la necesidad de ver el cielo estrellado, en cambio el desordenado paisaje nocturno de la ciudad. Cierro los ojos y no duermo, me dirijo a mi escritorio y encuentro mi computadora apagada, no es momento de escribir.

Camino a mi espejo en busca de sueño, hoy no pienso fugarme de la realidad en ilusiones. Veo mi reflejo y me doy cuenta que se trata de muchas personas. La primera figura que veo es sombría, delgada, desaliñada y deprimida. Suelto un grito en el silencio, miles de preguntas circulan por mi cabeza, entonces deseo que se detenga el dolor. Lo veo a los ojos y se esfuma la visión. Tras él hay varios rostros congelados por el tiempo, no están acostumbrados a ser vistos a la luz pública. Los hay de todas las edades e incluso algunos que no puedo reconocer porque a penas se están formando. Sigo penetrando en mi reflejo y veo que hay más caras alegres y más momentos de paz de los que puedo ver.

Después de mucho caminar llego a la figura principal, la que estaba buscando. Me mira a los ojos y me aterroriza, no es lo que pensé. Es mi reflejo, un hombre de mediana estatura, de facciones delgadas excepto por su estómago, ojos vivachos, mirada penetrante, un aura de tranquilidad que pocos poseen y otras cualidades de las que me sé falto. Yo lo veo y lo penetro, conozco sus verdades, todas y cada una de sus debilidades. Lo veo y me aterro, no esta triste, no está deprimido, nada de nada. Me cuestiono si lo que veo es sólo una ilusión, quiero hacer algo y me doy cuenta que sólo es un espejo.

Me agacho y veo el piso, recreo en mi mente la visión de mi reflejo. Estoy frente a mí y me doy cuenta que él engloba todas las figuras por las que pasé, todas excepto una. Sus labios se mueven pero no producen ningún sonido; entiendo su significado. Mis ojos se fijan en su pecho y encuentro la herida, quiero tocarla pero no puedo.

Con cierta serenidad en mi alma, dirijo mis pasos al refrigerador y me sirvo un vaso con agua. Al dejar la jarra en su estante correspondiente golpeo el dorso de mi mano derecha con la puerta, la cierro y la acerco a mis ojos. Ahí estaba el pasado, el presente y el futuro, coexistiendo en ese instante, mostrándome una nueva verdad. Tú, soy feliz, esa herida que tanto arde me la hice mucho tiempo. No es el fin del mundo, sólo una cortada que el tiempo sanará. Pero la sigo mirando, sigo concentrando mis fuerzas en esa pequeña punzada de dolor, entonces es importante. La sombra se desvanece a medida que me sumo en el sueño de la noche. <

Parte 5. (¿Conclusión?)
Finalmente ¿En quién caen nuestro sueños, deseos y pensamientos?

Saturday, June 30, 2007

Novedades++

Actualicé un poco mi blogg y he publicado un par de entradas que tenía en borrador, Requiem: Despedida a una amiga y Sólo pensamientos.
Llevo 1/2 exámenes finales, en cuanto acabe prometo publicar la tercera parte de La llegada de eso, una vieja historia que está en la bóveda de mi blog :)

Hey esta semana parece que es la semana de los Bloggs, si se fijan bien verán en la lista de Checa estos Bloggs dos nuevas adquisiciones: La busqueda del Dragón y Eloy, ambos altamente recomendables y de los que espero haya muchos posts.

PD: También recomiendo altamente el Blogg de Magus (4.9/5 estrellas )

Thursday, June 28, 2007

¿De que planeta vienes?

You Are From Mars

You're energetic, althletic, and totally hyperactive.
You love playing sports and being in the middle of all of the action.
You're independent, corageous, and brave. Unafraid to do things your way.
Mars can be reckless, quick tempered, and a little too spontaneous.
So think before you act - and resist your natural urges to dominate others.

Sólo pensamientos

El futuro esta vedado ante nosotros desde siempre, pero eso no evita hacernos las más extrañas preguntas sobre él. Yo creo que es el temor a la muerte y a lo desconocido, la necesidad de sorprendernos con el curso de la historia la que nos lleva a cargar con la duda de lo que ocurre un (dt) instante más allá de nuestras narices. Esto no implica que muchas preguntas sobre su naturaleza queden suspendidas en el aire. ¿Creamos nosotros el futuro? o ¿Es el futuro el que nos crea a nosotros? Si bien la delgada línea que separa el pasado es llamada presente ¿Qué parte puede ser llamada madre? ¿Qué parte representa el cielo? ¿Cuál es la tierra?
El tiempo es un buen punto de partida para cualquier tipo de meditación, desde una muy sencilla hasta una compleja y profunda. Mi experiencia personal me ha llevado desde temprana edad a cuestionarme su misma naturaleza. Hay quienes creen que el tiempo es un ancho río en el que nos encontramos inmersos y que sólo un observador externo (¿Dios?) puede comprenderlo y manipularlo. Este concepto, por simple que parezca implica ciclos, transformaciones, un proceso que se repite infinitamente, libre albedrío, tantas cosas que mi cabeza no puede sumirse en tantos tecnisismos.

Estoy sentado sobre mi cama, encima de ella se encuentran dos almohadas, una mochila, un viejo peluche, un calcetín usado y un toalla sucia. La pared detrás mío no tiene nada excepto una servilleta sucia con un teléfono y rastros de goma. En unos cuantos días la pared ya no tendrá esto, la cama en la que estoy sentado se encontrará lejos de aquí y yo me encontraré arrumbado sobre otra cama.
Por lo pronto mi espalda se encuentra ligeramente arqueada, mi pelo desaliñado y mi barba mal rasurada. Mi mirada se encuentra perdida en el monitor sobre el que escribo, mi mano derecha tiene dos cicatrices que me hice a drede hace una semana mientras que la otra se mantiene alerta a los impulsos necesarios para teclear sobre la computadora.
Pegan las gotas de lluvia sobre mi ventana, echándome en cara quien soy y a donde voy. Creía saberlo, ahora sólo sé que estoy sentado escuchando el golpeteo de la lluvia a mis espaldas y mis manos no revelan nada. A veces no son los momentos de guerra los que te destruyen sino aquellos de paz que no conducen a ningún lado y ¿qué es la guerra sino el camino para el estancamiento de lo que llamamos paz?
No estoy triste, sólo estoy pensando en demasiadas cosas que posiblemente sería mejor no pensar ya que conducen por los laberintos más extraños y el deseo. Sólo deseos, sólo sueños. A veces sueño cosas que no debiera pero que están grabadas en lo profundo de mi corazón. Surgen y viven a su capricho y yo me pregunto cuál de todos ellos dicta mi ser. Los sueños, el deseo inconsciente de las realidades que anhelamos y que creemos inalcanzables, a donde nos lleva, más aún ¿Cómo modifca ésta nuestro futuro?
Miro el cristal y contemplo la gota que resbala por el árbol y pienso en mí, en mí, en mí, en los causes del tiempo y su consecuencia, deseo sumergirme en todos ellos pero sé que debo escoger uno. Quiero creer que si las decisiones ya están tomadas entonces doy pasos rectos a ese futuro de felicidad

Wednesday, June 20, 2007

religión del Dedo

Estaba yo sentado inocentemente en mi banco de trabajo cuando llega a mí la página web de una religión cuyo nombre no puedo nombrar. Tras un minucioso análisis y después de haber comprendido los misterios que ahí narraban no pude hacer otra cosa que pensar en lo maravilloso de esta religión. Mi computadora entonces se puso azul y supe yo que esa era una seña divina de que yo, tras un selecto plan de selección divina, había sido escogido para retomar todo lo anterior escrito sobre religión y crear la propia. No es la primera vez que esto pasa por mi cabeza ya que soy yo el autor de grandes corrientes filosóficas que han cambiado el curso de la humanidad como la Santa Gallina creadora de la omnisciente hueva. Mi senda como en nuevo mesías se había abierto ya que era yo el elegido para llevar la palabra de la hueva omnisciente a todos los rincones del planeta. Una vez revelada la senda de la yema me dispuse a darle una metodología científica para que nadie dudase de la veracidad de mis palabras. Apunté mi dedo hacia el horizonte nublado y dije "llueve". Tras 122 mins con 52 segs comenzó a llover con lo que llegué a la irrefutable conclusión de que ese era el tiempo mínimo de concentración para ocasionar una lluvia. No sólo eso, mi revolucionario descubrimiento me hizo llegar a pensar que todos inevitablemente estábamos unidos y que por lo tanto el camino hacia el pleno desarrollo del alma estaba ligado con la mente y mi dedo. Un hallazgo de esta magnitud no podía ser simplemente expuesto a las masas ya que su grado de complejidad superaba todo esquema corriente, cosa que no me di cuenta sino después. Primero llevé mi descubrimiento con un respetable doctor en ciencias quien no se dignó siguiera en considerar la importancia del teorema fundamental de la vida que había descubierto. Decidí no rendirme y me dirigí a una de las más respetables entidades científicas de mi nación con infructuosos resultados. Con esto me concienticé que ya había superado el estatus de un simple ser humano y que lo mejor es que me retirara al desierto vitual en busca de inspiración para hacer llegar mi mensaje a los pobres mortales. Creedlo la religión del dedo es un complejo y extenso tratdado sobre nuestro origen y si es cultivado en la vida diaria entonces te llevara por la senda del bien. Además de lograr la hermandad entre seres humanos.
Si estas más interesado en conocer esta gran y popular religión con miles de adeptos puedes preguntar con un coste de $100 pesos.
Si desesas la salvación se esta se podrá entregar en 24 cómodas mensualidades de $ 1500.00 con un interés del 3% mensual.
Si desea ser un sacerdote podrá serlo por el precio de $ 2,000,000 de contado
Pero si usted desea ser un gran gurú y además conocer las revelaciones últimas podrá lograrlo en un solo pago de 790,000,000 que incluye una deliciosa paleta payaso, ¡Gratis!

Tuesday, June 19, 2007

Sapo Verde


Simn hoy cumplo años, no es genial!!!!!!!!!!!!! la neta si, algún dia hoy será un día festivo y los niños no tendrán clases o no habrá finales. Mientras tantos hay que afrontar las cosas como son y el mundo sigue girando ( Eso lo aprendí hace un año ). Caray han pasado tantas cosas y yo apenas y las he sentido, tantos escenarios, tantas caídas, tantas levantadas, tantas risas. Hoy y ayer, pareciera que ha sido un sueño de verano..... Que el mundo deje de girar un instante y todo sea felicidad, pero bueno... un año mas

Monday, June 18, 2007

reflexiones, solo eso

tengo ganas de escribir, de crear algo nuevo en lo que pueda expresar el torbellino de ideas que circundan por mi mente. Una nueva etapa de mi vida se abre ante mis ojos y mis sentidos a penas están a la par de lo que se aproxima. La circunstancia es quizá el factor determinante cómo es un hombre y varía de una persona a otra. La mía no es distinta a los demás, dice un maestro y amigo que el mundo no tiene verdaderos secretos, ninguna arma secreta, una varita que te cumpla los deseos y que sólo la voluntad y el trabajo nos abren las puertas al mundo. Siendo sincero no coincido con esta opinión porque yo sí creo que el mundo posee algo mágico pero coincido en que las llaves para descubrir eso no son metafísicas sino cosas cotidianas.

Me gusta leer, y creo qu es un hábito que actualmente se está desgastando. Recientemente me encontré una colección de libros con el título de Duna que narran la historia del clan Atreides en un planeta llamado Arrakis (duna). Como uno puede imaginarse, se trata de un desierto, un gran planeta cubierto de arena y como dicen los fremen (nativos del lugar) "Dios hizo Arrakis para probar a los infieles". El autor, Frank Herbert, hizo una de las epopeyas futuristas más trascendentales de nuestra época ya que conjuga una historia épica junto con los problemas que más ocupan a la sociedad actual (política, ecología y religión), así como problemas en los que acarrea una sociedad tecnológica (máquinas pensantes, clonación, predicción del futuro). Tengo ganas de profundizar más sobre esta magnífica obra humana pero creo que es tema de otro post.


... Me encuentro en Arrakis, mi mente se ha sumergido en ese misterioso mundo en que me han atrapado mis libros. No sé si estoy dormido o despierto, la sensibilidad ebulle por mis poros a medida que contemplo el horizonte gris. Coriolis, la gran tormenta de arena se acerca, mis rodillas caen suplicando a Shai-hulud (gusano de arena) su protección. La gran mole de arena se cierne sobre mi sin piedad alguna, royendo mis huesos hasta dejar sólo el esqueleto. Soy testigo de mi camino a la no-existencia y no soy capaz de darle agua al muerto. El desierto se torna blanco, me sumergo en mi propio ser, no traigo puesto mi destilatraje, ni mis ojos muestran la azul adicción a la especie. Como alguna vez le pasó al gran Muad'dib, mi camino ha comenzado.

Las dudas asaltan mi cabeza, mis pensamientos vuelven a ser el torbellino que solían ser y una vez mas me retan. La prueba de la casa salvaje, el camino que eventualmente deberé recorrer. Mis pensamientos me llevan a otro lugar solitario, un desierto sin arena, un oceáno sin agua. Escucho sus pasos, siempre lo he hecho, el eco de la nada sobre mi cabeza que juega y se diverte creando tormentas que no existen. Me es tan familiar este lugar por las veces que he venido aquí a meditar y descansar. Mi tiempo se acaba, hoy no es el momento de enfrentarla. Del vacío surgen espesas nubes que se convierten en un río sin fin en el que me hundo sin remedio. Ya no me resisto, he sido perdonado, por un momento contemplo el jardín prohibido de mis sueños y me remonto a la realidad. Mis dedos han adquirido su torpe sensibilidad habitual, mis pensamientos la lentitud con la que acostumbran fluir y mi ser su acostumbrada multiplicidad.



Quiero pensar que sueño, que soy incapaz de verme como una pequeña partícula en un gran esquema
lleno de relaciones, donde un simple movimiento altera El movimiento. Parte de mí busca simplificarlas, olvidar lo que es un ente y un ser. No puedo, no debo, pienso que en ese sentido soy responsable de mi mismo y no permitiré dar marcha atrás. Odio pensar en este tipo de cosas, casi con tanta intensidad como los deseo. Hace mucho tiempo me plante un razonamiento curioso, el universo existe gracias a las paradojas y a las contradicciones. El alma del guerrero entiende bien este principio, debe hacer la guerra sin anhelarla, atenerse a la paz, deseando la guerra. No soy un guerrero, algún día decifraré el gran secreto de esa casa salvaje....

Azul, aunque no lo pueda ver, fluye a través de mí y sobre mí, nada me ha preparado para esto. El torbellino cambia su forma, és caprichoso y nada gentil. Penetro en los misterios de lo que podría ser y reflexiono. La sensación es cálida y suavemente se apodera de mí, las fronteras de mi ego se desvanecen en algo que no soy yo ni es ella. Sombras de un futuro incierto, las preguntas se forman y la luna del tiempo cae....